VIOLETAS: MUCHO MÁS DE LO QUE PARECEN A PRIMERA VISTA

Con el paso del tiempo, la relación del ser humano y las flores ha estado llena de simbolismos, la gran mayoría por supuesto inventado por nosotros. Ya sea por alguna de sus propiedades, ya sea por evocaciones personales, o sea por la idea que un día se le ocurrió a alguien cualquiera, la cuestión es que la tradición popular les ha dado un significado a ciertas plantas y flores de las que seguro nunca van a librarse, aunque sean un sinsentido.

No importa en realidad si tiene sentido o no, porque nos hace sentirnos bien con nosotros mismos. Hay algunas de ellas que se han convertido en verdaderos iconos de los más bellos sentimientos humanos, y otras que han reivindicado situaciones que quizá no eran tan bellas, pero que merecían ser reconocidas. Y aquí viene una de mis flores preferidas, la violeta, que fue durante un tiempo uno de los símbolos de LGTB, cuando todavía era un delito ser homosexual. Se sabe que durante el siglo XIX muchos hombres gays, entre ellos algunos famosos como Oscar Wilde, llevaban en la solapa de sus trajes un clavel verde; las lesbianas de la misma época, solían prender en sus vestidos una pequeña violeta, pues para ellas era peor, si cabe, eso de salir del armario en plena época victoriana.

Por suerte, ahora una persona puede confesar tranquilamente su homosexualidad; de hecho, hay quién piensa que verdaderamente se alardea de ella, como si fuera una moda, jeje. Pero bromas aparte, la violeta quedó como un símbolo del lesbianismo, junto al color que le da nombre, y que también está representado en la bandera del colectivo LBTBI. Puede que nunca te hayas fijado, pero incluso en el porno lesbianas, muchas veces de forma sutil, se incluye eso color en los decorados, los vestuarios de las actrices…, incluso se añade un ramo de violetas por alguna parte del escenario si es en algún espacio interior. Ya, sé que seguramente no te has fijado en estos detalles, por lo general estas mujeres están muy buenas y se hacen muchas cosas interesantes con la boca en sus tetas y en otras partes más bajas, seguro que eso ha llamado más tu atención. Pero para tu próximo video x de tortilleras, echa un ojo, no te arrepentirás.

Las violetas son flores autóctonas de todo el territorio europeo, y se la puede encontrar fácilmente en cualquier lugar del mundo, pues no necesitan demasiadas condiciones para florecer y conservarse en ningún tipo de hábitat o clima. Se las reconoce por tener una corola de cinco pétalos, y aunque las más comunes son del color que su propio nombre indica, también puede encontrarse con algunos tipos de color amarillo, púrpura, rosa, lila e incluso blanco. Han formado parte de la cultura popular desde hace siglos, y se le ha otorgado diferentes significados dependiendo de las diferentes épocas históricas: se sabe que en Roma se la consideraba una flor funeraria, pues era muy común decorar con ellas las tumbas de los seres queridos; durante la época medieval se descubrieron sus facultades medicinales, y se convirtió en la base de muchos ungüentos y remedios relacionados con la salud; y en la actualidad, es una flor muy relacionada con la feminidad, y por ende con el hogar y la maternidad, y es la protagonista principal de muchos ramos de novia.

Por otro lado,y aprovechando que sus pétalos son comestibles, la violeta se ha convertido en un verdadero filón en el mundo gastronómico, ya que numerosos chefs lo han introducido en sus platos como un nuevo ingrediente alternativo, creando verdaderas delicias. Realmente, soy totalmente fan de esta flor, que cada día me descubre más cosas sobre las que asombrarme.